Impulsamos el progreso de las empresas en Chile

Impulsamos el progreso de las empresas en Chile

En Cirion invertimos para brindar la mejor infraestructura digital y tecnológica de toda América Latina, así como en productos y servicios innovadores para apoyarte en el camino hacia la transformación digital.

Estamos focalizados en ofrecer una experiencia moderna, eficaz y eficiente, poniendo tus necesidades en el centro de todo.

Conocemos Latinoamérica como nadie

Ecosistema de Soluciones

La Innovación se Vuelve Inteligente

La Innovación se Vuelve Inteligente

El avance de soluciones basadas en Inteligencia Artificial marcará las tendencias estratégicas centrales de este año, en donde también las empresas verán una aceleración de la digitalización y la necesidad de evolucionar sus centros de datos.

Un uso más masivo e intenso de la Inteligencia Artificial (IA), una profundización de la Transformación Digital y la consolidación de la evolución del data center serán algunas de las tendencias tecnológicas generales más relevantes para el año que se inicia, a juicio de David Iacobucci, director de ventas de Lumen en Chile.

El ejecutivo sostiene que las predicciones de diversos especialistas y consultoras de la industria de TI para el año que se inicia coinciden en el avance irreversible de la digitalización y su alto impacto en los negocios y nuestra vida cotidiana, a través de la consolidación de una serie de plataformas y herramientas que, hasta hace poco, se consideraban futuristas o destinadas a elites o grandes corporaciones.

Todo es Inteligente

Iacobucci afirma que el 2019 será, sin duda, un año marcado por la IA, ya que veremos su presencia por todas partes, como nunca antes. “La IA se ha convertido en un elemento determinante en el desarrollo de diversas herramientas y sistemas. Esto hace que Gartner , por ejemplo, la ubique como un componente central de lo que denomina la Red Digital Inteligente, que engloba tecnologías, contenidos, dispositivos y servicios que están transformando al mundo”, afirma.

El ejecutivo explica que lo anterior se debe a que la IA está permitiendo que se materialicen rápidamente muchas de las promesas de la tecnología, lo cual ha facilitado la masificación de muchos dispositivos automáticos, como los robots simbióticos y otros vehículos que irán, en medida creciente, haciéndose cada vez más autónomos, como los drones, los automóviles e incluso aviones especiales. “Estamos inmersos en un mundo ciberfísico, en donde objetos tecnológicos están presentes en el mundo real, interactuando con personas o cumpliendo misiones en forma autónoma, aunque, por ahora, solo de manera limitada. Este conjunto de ‘cosas inteligentes’ es para Gartner la tendencia estratégica más destacada para el 2019 debido a su diversificación y masificación”, sentencia.

Pero la IA también permitirá que a contar de este año veamos otras tendencias destacadas. Una de las más llamativas, a juicio de la consultora mencionada, es la que se conoce como analítica aumentada. “Usando aprendizaje automático la analítica aumentada busca mejorar el contenido analítico, automatizando la preparación de datos, la generación de conocimiento y su visualización, facilitando la tarea de científico de datos, o incluso eliminando algunas de sus labores. En 2020, al menos el 40% de estas tareas estarán automatizadas con herramientas de IA”, comenta Iacobucci.

A tal punto es la incidencia de estas herramientas que está generando nuevas tendencias estratégicas, como el desarrollo de aplicaciones impulsado por la IA. “Esto permitirá que los científicos de datos trabajen con desarrolladores de aplicaciones bajo estándares y modelos predefinidos. Gartner estima que en 2022, al menos el 40 por ciento de los nuevos proyectos de desarrollo de aplicaciones contará ya con desarrolladores de AI en su equipo de trabajo”, explica el director comercial de Lumen Chile.

La IA será tan tangible, añade el ejecutivo, que en 2020 el 75% de las aplicaciones empresariales usará estas herramientas, según datos de IDC . “Esto se traducirá también en que en esa fecha el 90% de los consumidores ya interactuará con bots en los servicios de soporte al cliente, mientras que la mitad de los robots  ndustriales contará con IA”, detalla.

Más Transformación

La inteligencia artificial también será un catalizador en la Transformación Digital, ya que este año, según IDC, un 40% de las iniciativas de este tipo utilizarán servicios de IA.

Es por ello que se considera que la Transformación Digital tendrá en 2019 un año clave para su consolidación en la mayoría de las empresas, no sólo en las de mayor tamaño. “Las estrategias de digitalización son hoy una realidad en las organizaciones y la competitividad y supervivencia de los negocios así lo exige. Este año veremos que dichas estrategias se acelerarán para profundizar la innovación. De hecho, según datos de IDC, ya en 2020 el 60% de las empresas tendrá una estrategia que cruce a toda la organización y estará implementándola incluso como núcleo de sus TI”, sostiene
Iacobucci.

La consolidación de la digitalización también se reflejará en la importancia que irá adquiriendo este año en el PIB (Producto Interno Bruto) del mundo. “La digitalización se fortalecerá este año, dando paso a operaciones y ofertas basadas en esta ransformación. Por ello no será extraño que en 2020, según IDC, el 50% del PIB mundial sea ‘digitalizado’, mientras que la valorización de las empresas involucrará métricas basadas en sus plataformas, ecosistemas y datos”, resalta el ejecutivo.

Por último, Iacobucci afirma que este año también las organizaciones comenzarán a tomar conciencia de la evolución del data center. “Se estima que en un futuro cercano el centro de datos tradicional dejará de existir, debido a que la mayoría de las empresas optará por servicios y por virtualizar su infraestructura. Esto será más tangible en 2025, según Gartner, cuando el 80% de las compañías adopte esta modalidad, sin embargo, es a contar de este año en que los gerentes deberán empezar a tomar medidas y fijar una estrategia hacia esa evolución”, concluye.

Autor:
David Iacobucci
Director Comercial
Lumen Chile

2020: Las Nuevas Fronteras de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning

2020: Las Nuevas Fronteras de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning

Los vehículos de conducción autónoma, los diagnósticos médicos, y la asistencia conversacional experimentarán avances tecnológicos sustanciales en esta década. El 2020 marcará el comienzo de un nuevo escenario para la Transformación Digital.

Opinión

Estamos a solo unos días de iniciada una nueva década, un hito temporal, una barrera psicológica que marcará la maduración de algunos avances tecnológicos, como la versatilidad sin límite de los smartphones, algo tan común que ya no recordamos cómo era la vida antes de ellos, y que también será el punto de partida para el surgimiento de nuevos avances inmersos en esta era de Transformación Digital y Tecnológica.

Cuando hablamos de Inteligencia Artificial (IA), para nadie es un tema nuevo. Es más, como concepto, fue acuñado hace 60 años, y antes de poder observar sus aplicaciones en la vida real, ya teníamos noción de su alcance, impacto y desafíos, en la novela futurista Yo Robot de Isaac Asimov (1950).

Sin embargo, de 2020 y en adelante, seremos testigos de un nuevo nivel en lo que respecta al perfeccionamiento de la Inteligencia Artificial. En esta etapa, el desarrollo del Machine Learning (Aprendizaje Automático) y el Deep Learning (Aprendizaje Profundo) permitirá desplegar el nuevo potencial de la IA en diversas industrias.

Un área en la que veremos avances sustanciales gracias a la IA y su evolución en la capacidad de aprender es en los vehículos de conducción autónoma.

Los vehículos ya no sólo reaccionarán a través de sus sensores, donde los mayores avances vistos a la fecha se referían a aumentar su cantidad y sensibilidad. Ahora, la acumulación de datos que realizará el vehículo le permitirá analizar en tiempo real y predecir los comportamientos de los demás móviles, sean estos autónomos o conducidos por personas, y así reaccionar en forma eficiente según la necesidad. Algo parecido a lo que hacemos los humanos, pero sin el riesgo de quedarse dormido, o ir mirando el teléfono móvil.

Otra disciplina que se verá beneficiada con el auge de la Inteligencia Artificial será la medicina. Gracias a la analítica de datos y el aprendizaje automático y profundo, será posible desarrollar fármacos y moléculas a un menor costo, ya que el flujo de producción verá eficiencias notables en lo que respecta al periodo de investigación y a los ensayos clínicos.

Además, el procesamiento prácticamente automático de grandes cantidades de datos permitirá entregar diagnósticos médicos más precisos, especialmente en el caso de las llamadas “enfermedades raras”, esas que tienen incidencias mínimas en la población, como un caso por varios millones de habitantes. También podremos conocer cómo se llegó a ese diagnóstico, y cuál es el procedimiento más adecuado para su tratamiento. Sin duda, los médicos se verán muy beneficiados con este avance, pero más aún lo serán los pacientes.

Finalmente, el último gran avance al que me referiré y que experimentaremos en esta nueva década está relacionado a la Inteligencia Artificial Conversacional. Asistentes como Siri, Cortana o Alexa ya lo hacen bastante bien en lo que se refiere a eficacia y tiempo de respuesta. No obstante, el próximo paso es hacia un lenguaje natural, a generar una conversación en la que sea difícil distinguir si se está hablando con un humano, o un robot.

Para ello, el porcentaje de acierto se acercará a 100%, o fallará por tan solo algunos decimales, lo que significa que, por cada 100 palabras, el asistente fallará en una, o menos. De esta forma, en vez de tener que adaptar nuestras expresiones a ellos, serán ellos los que se adecuarán a nuestra forma de hablar, lo que implica inflexiones de voz, tonos, matices, modismos, sarcasmos, ironías, e incluso, leves cambios que denotan cuando mentimos o estamos nerviosos.

Y la innovación no solo alcanzará al lenguaje oral, sino que veremos aplicaciones avanzadas en materia escrita. Los nuevos dispositivos conversacionales podrán, además de realizar comentarios coherentes, inteligentes, hasta creativos, contarán con la capacidad de escribir incluso historias extensas. Pronto estaremos leyendo una novela, y por qué no una saga, escrita por un robot. Tal vez no gane un Nobel de Literatura, ¿o no en esta década?

Antes de finalizar, debo hacer una aclaración. Los nuevos alcances que acabo de explicar para el campo de la Inteligencia Artificial, el Machine Learning, y el Deep Learning, los señalé en un contexto de computación binaria, con bits, ceros y unos. Sin embargo, la computación cuántica, con qubits y un potencial de procesamiento de datos millones de veces más rápido que lo tradicional, ya es una realidad, y es cosa de tiempo para comenzar a ver sus aplicaciones en la vida cotidiana.

Cuando llegue ese momento, tendremos que nuevamente expandir nuestros límites, ahora hacia fronteras digitales y tecnológicas insospechadas.

David Iacobucci

David Iacobucci

Director de Ventas

CenturyLink, Chile

“Surfeando” la Era del Algoritmo

“Surfeando” la Era del Algoritmo

“Vivimos un mundo en que las buenas ideas no conocen límites. La Transformación Digital, liderada por Inteligencias Artificiales, ha llegado para derribar las barreras de lo imposible, y llevar las opciones a la palma de la mano de los seres humanos”.

Empresas de transporte líderes, pero sin ningún vehículo. Empresas de alojamiento sin hoteles. Inteligencias Artificiales que literalmente nos cocinan alimentos más saludables. Compañías de contenido, pero que no crean ningún contenido. Otras que lideran el comercio electrónico, y no tienen bodegas ni gigantescos stocks.

Éste es el mundo en que hoy desarrollamos los negocios. Quienes no tengan claro que la valorización y competitividad de las empresas ya no tienen que ver con sus activos físicos ni el peso de su marca; ni siquiera con la calidad de sus productos, simplemente, estarán fuera del juego.

Ad portas de la “Cuarta Revolución Industrial”, las compañías que más destacan en el planeta son líderes en tres conceptos esenciales: Diseño, Innovación y Creatividad.

Pero a ellos se agrega otro elemento crucial, una palabra que hasta hace pocos años se usaba, casi en forma exclusiva, en ambientes académicos e informáticos: “Algoritmo”.

Sí, hoy “surfeamos” en la “Era del Algoritmo”. Esto significa que las empresas no sólo deben ser disruptivas en diseño, innovadoras, creativas en sus estrategias; sino que deben sí o sí basar su negocio en algoritmos, como condición para competir e incluso subsistir.

Es más, hemos sido espectadores de cómo muchas de las compañías más disruptivas han nacido a partir de un algoritmo que pasa a ser el motor del negocio, desde sus inicios como startups, hasta su consolidación, proyección y crecimiento en los mercados nacionales e internacionales.

Más de tres mil años

La razón de este cambio tiene que ver con la evolución tecnológica y la digitalización del mundo, condiciones que han terminado por catapultar a los algoritmos al estatus de actores clave en todos los ámbitos de nuestras vidas; desde las actividades personales más triviales hasta nuestros trabajos, desplazamientos, e incluso en las investigaciones científicas más complejas.

Un algoritmo es una secuencia de pasos a seguir, o un conjunto de reglas diseñadas para producir un resultado específico. Por ello, puede considerarse como tal, desde una receta de cocina hasta el puntaje obtenido al optar a un crédito bancario.

Y, aunque los primeros algoritmos datan desde hace más de tres mil años, en Babilonia; es el auge de la computación, traducida en una mayor  capacidad de procesamiento de datos, y el desarrollo de las herramientas de Inteligencia Artificial -como el aprendizaje automático (machine learning), entre otras-, las que han terminado mostrando su alto poder de transformación.

Sepámoslo o no, en gran parte de nuestras actividades nos movemos en un mundo “algoritmizado”.

Desde que introducimos una palabra en un buscador, hasta los resultados que vemos  y nuestra tendencia a hacer clic en uno o en otro dependen de algoritmos. Del mismo modo, en las organizaciones cientos de tareas se han automatizado, lo que significará que en el futuro la creatividad y las habilidades blandas de las personas serán consideradas verdaderos “tesoros”, en tanto no son “algoritmizables”.

Sin embargo, hoy hasta la selección de empleados nuevos, o su evaluación anual, podría perfectamente estar ya determinada por algoritmos.

En tal sentido, algunos plantean probables dilemas éticos, debido al sesgo que puede tener un algoritmo, en cuanto la preferencia por ciertos ciudadanos, en algunos casos, o colaboradores en otras.

Por ejemplo, Yuval Harari en “Homo Deus, Breve Historia del Mañana”, plantea el caso de una compañía de capital de riesgo en Hong Kong, Deep Knowlegde Ventures; que en 2014 entregó uno de los sillones de su directorio, con capacidad de voto, a un algoritmo. Claro que presentó un “sesgo”, pues recomendó invertir en compañías que dan más autoridad a los algoritmos. Aunque quizás “VITAL”, como se llama el algoritmo, tenga toda la razón.

¿Y en Marketing y Ventas?

Más allá de casos anecdóticos, hay que tener conciencia de que los algoritmos son –de manera categórica– esenciales para los negocios de hoy, y están transformándolo todo.

Gracias a la inteligencia de negocios y el big data, es posible conocer al cliente anticipándose a sus necesidades y decisiones. Se trata de la hiperpersonalización de los mercados, en donde las empresas estrechan lazos con sus clientes como nunca antes, pudiendo saber más de ellos que personas de su propio entorno familiar.

Esto obliga a las empresas a ser más ágiles, a crear más y nuevos productos y servicios diferenciados e hipersegmentados; a buscar nuevas formas de incrementar ganancias.

Hablamos de decisiones a partir de datos convertidos en información, es decir, cada vez hay menos incertidumbre para lanzar productos. Todo se conoce con anticipación. Los más ágiles en analizar datos, tomarán ventaja definitiva porque habrán actuado antes.

En un mundo “algoritmizado” las buenas ideas no tienen límites, puesto que también se facilitan los emprendimientos para los que quieran innovar en los mercados.

Cabe destacar el caso de la compañía chilena The Not Company, que comenzó a producir alimentos novedosos, iniciándose con una mayonesa sin ningún componente animal.

Todo gracias a un chef “estrella”: Giuseppe, un algoritmo que les permitió ir creando alimentos con componentes distintos al habitual, pero con el sabor lo más parecido posible. El éxito ha sido tal que captó la atención de un fondo de inversión vinculado con el fundador de Amazon, Jeff Bezos.

En la “Era del Algoritmo”, que hoy vivimos… todo es posible. No sólo mayonesa sin huevos, o hamburguesas con sabor a carne, pero sin carne. Tampoco hay límites geográficos, pues las empresas podemos no sólo operar globalmente, sino que también conocer perfectamente a los consumidores, aunque se encuentren al otro lado del planeta.

Esta “revolución” traspasa mercados y países. Fijémonos en cuántos algoritmos hay en nuestras vidas y, en especial, cuántos hay (o debería) en nuestros negocios. Ojalá que no sea demasiado tarde.

Bienvenidos a la era de la inventiva, genialidad y creatividad… todas libertadas de ataduras, y de las barreras que antes conformaban el hipotético y en declive mundo de lo imposible.

Autor:
Emilio Madero
Vicepresidente de Marketing y Operaciones de Ventas
Lumen, América latina

La Nueva Era de las Comunicaciones Unificadas y de la Colaboración

La Nueva Era de las Comunicaciones Unificadas y de la Colaboración

Se espera que para el año 2024 el mercado global de las Comunicaciones Unificadas y de la colaboración superen los 57 billones de dólares, según Global Market Insight, Inc.

El mundo está en constante cambio y evolución, y en la actualidad, el sector empresarial no es la excepción a la regla. Los negocios están cada vez más involucrados en descubrir y aplicar herramientas que simplifiquen sus procesos y rentabilicen su inversión a corto plazo. Es en este contexto que se plantean las comunicaciones unificadas como una solución a las necesidades del mundo actual, además son parte fundamental de la transformación digital, la cual ha significado un cambio a una nueva era.

El termino Comunicaciones Unificadas es utilizado globalmente para describir la integración de todos los canales de comunicación y que de esta manera se logre que el usuario tenga acceso a la información de manera fácil, cuándo y dónde la desee (en su hogar, trabajo, auto, gimnasio y más) mediante el dispositivo de su preferencia, computadora, tablet, smartphone, entre otros.

En el mundo empresarial el volumen de información que se comparte es creciente y diversificado, por ese motivo cada vez es más necesario abastecer de rapidez, control y seguridad la información que se tiene en un negocio. En esta línea, las Comunicaciones Unificadas surgen como una solución para las empresas que necesitan mantener un proceso ágil y eficaz de comunicación y colaboración interna y externa, integrando de manera uniforme las fuentes de información que son comúnmente utilizadas en el mundo corporativo, como lo son la mensajería instantánea, la voz, video llamadas, email y más.

57

Billones de
dólares

Según un informe de Global Market Insight, Inc, el mercado mundial de las soluciones Unificadas y de Colaboración superará los 57 billones de dólares en el año 2024, demostrando que las Comunicaciones Unificadas continuarán siendo una prioridad en las empresas durante los próximos años.

Según un informe de Global Market Insight, Inc, el mercado mundial de las soluciones Unificadas y de Colaboración superará los 57 billones de dólares en el año 2024, demostrando que las Comunicaciones Unificadas continuarán siendo una prioridad en las empresas durante los próximos años. Este importante crecimiento se atribuye directamente al aumento de dispositivos móviles en el mundo, ya que las personas buscan estar cada vez más conectadas, y en el ámbito corporativo, las empresas deberán decidir cuál es la herramienta de  omunicaciones Unificadas que se adapta mejor a sus necesidades.

Diego Basantes Gerente de Productos de Voice & Collaboration de Lumen Chile, Perú y Ecuador, comenta que las comunicaciones unificadas han demostrado ser una herramienta potente para mejorar la productividad de las organizaciones en todo nivel, gracias además a que estas aplicaciones pueden ser consumidas por los usuarios finales desde una nube privada, pública, ó híbrida, que han ganado terreno por su flexibilidad y su alto nivel de seguridad, además señala que las Comunicaciones Unificadas continuarán en constante evolución, generando así nuevas formas para facilitar la comunicación a nivel corporativo, incorporando por ejemplo asistentes virtuales y/o Inteligencia Artificial.

Es claro que las Comunicaciones Unificadas son el camino a seguir por las organizaciones que desean optimizar sus procesos de negocio en beneficio tanto para el cliente como para la empresa, logrando reducir las barreras de comunicación y estando preparados para el futuro.

La era de la transformación digital es ahora, y las Comunicaciones Unificadas son parte importante de ella; no pierda más tiempo y únase a este gran cambio que elimina fronteras.

Autor:
Fernando Riedel
Voice & UCC Products Regional Manager
Lumen Latam