Se trata de una infraestructura clave en el que múltiples cables submarinos de fibra óptica de alta capacidad tocan tierra y conectan los datos que transmiten a diferentes Data Centers. En nuestro país, Cirion Technologies cuenta con una estación de aterraje de cable submarino en Playa Ancha, Valparaíso. 

Santiago, febrero de 2024.- Recientemente, Google, en conjunto con Desarrollo País de Chile y la Oficina de Correos y Telecomunicaciones de la Polinesia Francesa (OPT), anunciaron a Humboldt, el primer cable submarino de fibra óptica que conectará Sudamérica con Oceanía y Asia. Se trata de una alianza público privada que unirá Chile, la Polinesia Francesa y Australia, siendo la primera en conectar directamente América del Sur y Asia Pacífico.

Humboldt se unirá a Curie, el cable que conecta California con Valparaíso, también propiedad de Google, así como a la red de 508 cables submarinos entre activos y proyectados que hay en el mundo, los que sumados, equivaldrían a más de 1.3 millones de kilómetros de cables de fibra óptica submarinos, según TeleGeography -consultora y firma de investigación de mercado experta en telecomunicaciones-, y que permiten al planeta contar con servicio de telecomunicaciones y conexión a internet.

Pero ¿cuál es el intermediario entre el cable submarino y los millones de hogares, empresas e instituciones de un país que necesitan estar conectados a la red mundial de información? La respuesta es sencilla: una Landing Station o estación de aterraje.

Se trata de una infraestructura clave en la que múltiples cables submarinos de fibra óptica de alta capacidad tocan tierra y conectan los datos que transmiten a diferentes Data Centers, e instituciones, corporaciones y empresas de diversos sectores productivos, tanto públicas como privadas. En nuestro país, Cirion Technologies cuenta con una estación de aterraje de cable submarino en Playa Ancha, Valparaíso, y 18 en total a lo largo de la región.

“La función principal de una Landing Station es ser el punto de unión de los cables submarinos con los terrestres, lo que permite recibir y transmitir hacia el océano la información digital de las principales capitales y continentes del planeta. La red submarina se define como la espina dorsal (backbone) de las telecomunicaciones mundiales y su importancia es esencial, ya que sin ellas, no se podría hacer circular la información que, por ejemplo en pandemia, permitió a las empresas seguir haciendo negocios con el mundo, y a las personas, permanecer conectadas desde sus casas, ya sea para propósitos educativos, comerciales o familiares”, explica Andrés Soto, Network Operations Manager de Cirion Chile.

Esta instalación se comunica con todas las redes submarinas mundiales mediante sistemas de cables propios de Cirion, y se suma a la red de cables submarinos de la compañía de más de 36 mil kilómetros desde Estados Unidos hasta América Latina. Una vez que el cable toca base en la estación, ésta regenera la señal óptica y la separa en canales, para finalmente distribuirla a los consumidores finales. Además, en el lugar operan los principales proveedores de contenido mundial, multimedia y de entretenimiento, así como también operadores locales, corporaciones y empresas de diversos sectores productivos, áreas económicas y del Estado.

La estación de aterraje de cable de Cirion en Valparaíso opera desde el año 2000 en una superficie de 4 mil metros cuadrados, posibilitando la conexión al mundo con la mayor red global de comunicaciones que haya existido: las redes de cables submarinos, permitiendo el acceso a grandes volúmenes de información de manera confiable y de calidad. Sin los cables submarinos y estaciones como la de Valparaíso, habría sido impensable el desarrollo de la tecnología como se conoce hoy, por ejemplo: el despliegue de Internet a nivel mundial, el streaming, aplicaciones, teleconferencias, telemedicina, educación, comercio y el desarrollo de la ciencia  y la inteligencia artificial.

Junto con ser una construcción antisísmica, la estación cuenta con sistemas de energía propios que suministran autonomía energética en caso de cortes de la red general eléctrica de la ciudad, así como con sistemas de seguridad y contra incendios, de manera de proteger las instalaciones y garantizar el suministro de internet rápido, seguro, estable y sin interrupciones.

Su ubicación en Playa Ancha, Valparaíso, es estratégica pues presenta las características adecuadas para el aterraje de cables submarinos, ya que está en una playa protegida del viento norte y de las corrientes submarinas. Debido a ello, esta locación ha sido usada para la instalación de cables submarinos desde 1868 cuando fue instalado el primer cable de cobre de telégrafo y, hasta la fecha, existen cuatro cables operativos de fibra óptica, dos de los cuales opera Cirion.

“Adicionalmente, la Landing Station está preparada para recibir la conexión de nuevos cables submarinos que se desarrollen con el fin de conectar Chile con distintas latitudes alrededor del mundo y así dar servicio y respuesta a las crecientes necesidades y demandas de empresas privadas y organismos públicos relacionados con su transformación tecnológica”, agrega el ejecutivo de Cirion.

Acerca de Cirion:

Cirion es una empresa proveedora líder de infraestructura digital y tecnología, que ofrece un conjunto integral de soluciones de redes de fibra, conectividad, colocación, infraestructura en la nube y de comunicación y colaboración con el propósito de promover el progreso de América Latina a través de la tecnología. Cirion atiende a más de 5.500 clientes latinoamericanos y a multinacionales, incluidas empresas, agencias gubernamentales, proveedores de servicios en la nube, operadores, ISPs y otras empresas líderes. Cirion posee y opera un portafolio de redes y data centers propios, con una amplia cobertura en toda la región de América Latina. Obtenga más información sobre Cirion en www.ciriontechnologies.com 

Síganos en nuestras Redes Sociales:

LinkedIn | Twitter | Facebook | Instagram | YouTube | Blog