¿Cómo Mantener Seguro su Negocio?

¿Cómo Mantener Seguro su Negocio?

La tecnología está redefiniendo el modo en que las empresas se relacionan con sus públicos. Gracias a que muchas compañías están trabajando en sus estrategias para llevar adelante la tan mencionada Transformación Digital, hoy puede decirse que cuentan con una relación más directa con el cliente a través de múltiples canales.

Esto ha implicado también un crecimiento de las amenazas potenciales. A medida que las compañías van ampliando su oferta de servicios a través de medios digitales, aumenta también la posibilidad de sufrir nuevas vulnerabilidades. Sin embargo, muchas organizaciones no son conscientes de esto y suelen cometer el error de dejar de lado o no priorizar en este proceso uno de los pilares más importantes: la seguridad.

Proteger las redes de agentes maliciosos por lo general no es un tema que se considere fundamental entre los ejecutivos a la hora de plantear las inversiones en programas de Transformación Digital. Aun así, debería ser uno de los temas más importantes a tener en cuenta, ya que al aumentar la cantidad de dispositivos conectados a la red, la dependencia con diversos sistemas, y la cantidad de datos en formato digital, aumenta exponencialmente la posibilidad de convertirnos en objetivos interesantes para los atacantes.

Control y visibilidad deben ser por tanto, dos pilares a considerar al momento del diseño de nuestra estrategia. Control, para mitigar o disminuir los potenciales riesgos que se identifiquen, y visibilidad a través de un monitoreo constante del tráfico en la red en tiempo real agregado. A todo esto se le debe sumar un análisis profundo de amenazas para la toma oportuna de decisiones a futuro. Esta visibilidad requiere sin dudas de un trabajo coordinado entre los distintos especialistas de la organización y los expertos de nuestros proveedores de servicio. Lumen mitiga diariamente más de 120 ataques de denegación de servicio, e identifica un promedio de 195.000 amenazas únicas, que impactan unos 104 millones de targets únicos. Esto es clara evidencia de que la amenaza, aunque parezca invisible, está presente.

Ahora bien, en la actualidad no es suficiente solo desarrollar una estrategia de detección y prevención de amenazas. Tener a mano un plan de respuestas a incidentes en caso de que surja un imprevisto resulta imperativo para evitar un daño significativo en los negocios. La empresa debe estar preparada de antemano para saber cómo actuar si un riesgo se materializa. Siendo que no todos los activos que pueden ser comprometidos poseen la misma criticidad, es fundamental contar con un análisis de riesgo, que nos muestre qué se debe priorizar.

Por último, es importante destacar que se debe reforzar el entrenamiento de toda la organización, no omitiendo a los decisores, ya que es un aspecto clave para que cualquier estrategia prospere. Sin el apoyo adecuado de las personas, impulsado por la alta gerencia, es muy complejo garantizar el éxito.

Martín Fuentes

Security Business Senior Manager

Lumen, LATAM

La Base de Datos: un Activo que Proteger

La Base de Datos: un Activo que Proteger

En la actualidad las empresas manejan grandes cantidades de datos, que incrementa a medida que pasan los años, el entorno global se digitaliza y tanto los consumidores como las compañías desarrollan sus relaciones en el ecosistema de Internet. Por este motivo, el valor corporativo hoy en día se determina en parte por la data: información de clientes, del mercado, performance pasada de la compañía, etc. Gracias a esto, las empresas ajustan sus expectativas, toman decisiones más precisas y aumentan su potencial innovador.

Por lo tanto, los datos son los cimientos del desarrollo de negocios, del crecimiento empresarial y contribuyen a la oferta de nuevos productos y servicios. Entonces, ¿cómo asegurarse de que este capital corporativo se encuentre seguro? La preocupación central de las compañías es la ciberseguridad.

En los últimos años, los hackeos masivos han pasado a formar parte de la cotidianeidad en el ciber mundo, afectando a las más diversas industrias: desde el sector hotelero hasta los servicios financieros y compañías de retail, valiosas por la información detallada sobre los patrones de consumo. Es por esto que, entre las grandes corporaciones, se ha profundizado la tendencia de delegar la responsabilidad y protección de los datos en especialistas, expertos en este tipo de situaciones.

Las vulnerabilidades en materia de seguridad de algunos procesos abren las puertas para el robo sistemático de contraseñas, base de datos e información sensible alojada en computadoras o en los servicios de nubes públicas o privadas. Si bien en los últimos años, diversos softwares han sido desarrollados para minimizar los riesgos, el peligro continúa latente y las empresas deben tomar la iniciativa, de acuerdo a sus necesidades específicas.

Estudios realizados por expertos de Lumen confirmaron que las vulnerabilidades en materia de seguridad en los procesos, contact centers y base de datos propias de las empresas aumentarán exponencialmente en los próximos años. Según estudios globales de la compañía, Argentina se encuentra en el puesto 3 de países latinoamericanos en el ranking de víctimas de ciberataques, detrás de México y Brasil. En 2017, los Laboratorios de Investigación de Amenazas de Lumen rastrearon una media de 195.000 amenazas diarias, que impactaron a 104 millones de objetivos exclusivos.

Los malwares se han vuelto cada vez más sofisticados e inteligentes, incrementando también la dificultad de su detección: podrían ser capaces de engañar a los sistemas operativos, camuflarse como un mellizo de las aplicaciones regulares y acceder a información confidencial sin levantar sospechas.

Por este motivo, en la era de la transformación digital y el Big Data, pensar en ciberseguridad debe considerarse como una estrategia a largo plazo de carácter primordial.